Blog

Lectura como entrenamiento por Martha Leal

Leer, imaginar, discernir, interpretar, crear. Las actrices y los actores olvidamos con frecuencia la importancia de la lectura, en particular, de la lectura en voz alta. El sonido de la voz de aquel o aquella que lee materializa las ideas que están en la cabeza de cada lector y el acto individual tiene la posibilidad de volverse colectivo.

Es un placer escuchar a un buen lector, ejemplo de esto es el creciente éxito de los audiolibros; dejando de lado a los lectores perezosos, estas ofertas narrativas crean ilusión de compañía y complicidad en almas solitarias, aunque en mi caso, prefiero escuchar la lectura de una persona en carne y hueso, frente a mí, con ojos que miran y emociones que contagian.

Poesía, narrativa y, sobre todo, dramaturgia son materia prima para la creación de acciones, relaciones y personajes verosímiles en escena. Cuando leemos sin pronunciar las palabras sin duda estamos desarrollando habilidades, sin embargo, dejamos de lado la oportunidad de incrementar varias fortalezas esenciales para cualquier persona dedicada a la actuación. Imaginemos a un actor o actriz que está solo y lee un libreto o una obra de teatro en cualquier habitación, su creatividad se despierta inmediatamente, comienza a imaginar quién habla, en cuál espacio, en qué situación, escucha voces y ve caras en su cabeza, sus músculos empiezan a estimularse y, tal vez, termina leyendo en voz alta para una audiencia invisible. Podríamos decir que está ensayando su creación, materializando en el espacio de esa habitación el universo y los personajes que le sugiere el texto, podríamos decir que está entrenando.

Esta persona que lee en voz alta, o que ensaya su creación, está incrementando sus habilidades. Puede elegir entrenar aspectos independientes para luego combinarlos, o puede enfocarse en debilidades que tenga identificadas. Ahora, si emprendemos este entrenamiento en compañía, la experiencia será más intensa y fructífera, incluso, dando como resultado una creación como las llamadas lecturas dramatizadas que se presentan al público con objetivos como difusión de autores o pruebas piloto de puestas en escena. Mi intención con estas palabras es inspirar a los y las colegas a leer como entrenamiento, dando un paso más allá de la lectura recreativa o educativa y aprovecharla como un elemento que apoya la búsqueda profesional en el camino de la creación escénica.

Para terminar, mencionaré algunos aspectos que podemos entrenar con la lectura en voz alta: Apropiación de universos, identificación de objetivos y relaciones, versatilidad en la creación de características para los personajes, dicción y otros elementos técnicos de la voz hablada, identificación de estructuras narrativas desde el punto de vista de los personajes y seguramente, muchas otras que cada cual tiene en su bolsa de herramientas para actuar.

Los invito a asistir cuando sepan de lecturas dramatizadas y a crear espacios para compartir entre actores, actrices y público momentos sencillos de conexión con autores y contextos. Nos vemos en la próxima lectura.

Crédito de fotos:

“Benditas Lecturas” de @lamalditavanidad en el proyecto de Cruce de Pensamientos España-Colombia 2021. Fotos: Nicolás Williamson.

Martha Leal
Facebook Martha Leal

Instagram @marthalucialeal

LA BUENA ESTRELLA

Te invitamos a ver ALUCINE RESEÑAS DE CINE en YouTube 

Visita nuestra página en Facebook N VIDENCIA 

Te invitamos a ver CINE N VIDENCIA en YouTube


Comments

  1. Juan Carlos Ortega - septiembre 16, 2021 at 2:03 pm - Responder

    Me encanto!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *